dimecres, 11 de juliol de 2018

El último pasajero del African Trader


Dámaso Rico se exilió a Argelia con apenas 10 años de edad junto a su madre Esperanza Rodríguez y su hermano Mariano Rico de 16 años. Su odisea comenzó en Benidorm a mediados del mes de marzo de 1939 y siguió en la espera durante 11 días en el African Trader, la prisión de Orán, posteriormente el Campo de Concentración de Carnnot (para familias) y finalmente en Belchicao. 9 años después la familia pudo traer de la España de Franco a su hermana, que había sido enclaustrada en un convento. Después de la II Guerra Mundial se instalaron en la localidad de Blida donde empezaron una nueva vida. Su testimonio aclara algunos detalles del viaje del African Trader y el posterior exilio visto con los ojos de un niño.

–¿Dámaso, cómo viviste los últimos días de guerra?
–En plena guerra estábamos alerta todos los días. Que si los fascistas habían entrado a tal sitio,… Todos los días venían a bombardearnos. Pasaban sobre la isla de Benidorm, veíamos al que llamábamos “El Zapatones”, un hidroavión al que seguía una escuadrilla de Junkers que bombardeaban Alicante.

Para leer más:

Cap comentari :

Publica un comentari a l'entrada