diumenge, 29 de desembre de 2013


Los descendientes de Vicente Mataix, el pasajero 416 del "Stanbrook", rescatan sus restos de una tumba en medio del desierto de Marruecos donde fue enterrado en 1940

El ´forner´ de Banyeres que se tragó el Sahara
Los hijos y nietos de un exiliado republicano de Banyeres, Vicent Mataix Ferré, que murió hace 73 años en un campo de concentración francés en medio del Sahara, acaban de exhumar los restos de su familiar de una tumba del desierto de Marruecos sin ninguna subvención pública.
RAFEL MONTANER | VALENCIA Una caja de zapatos con cuatro cartas, unas fotos en medio del Sahara, y muchos silencios... Este es el hilo del que los nietos de Vicente Mataix Ferre han tirado para reconstruido la historia de este exiliado republicano de Banyeres que murió el 11 de noviembre de 1940 en el campo de concentración francés de Bouarfa, en el desierto de Marruecos. Allí fue obligado a trabajar de sol a sol en régimen de semiesclatitud en la construcción del ferrocarril transhariano hasta que las duras condiciones minaron su salud. Tras cinco años de investigación, que incluyen hasta la contratación de una agencia de detectives, el círculo lo acaba de cerrar la familia con el hallazgo de la tumba y la repatriación de los restos...

Cap comentari :

Publica un comentari a l'entrada